Archivo de la categoría: Vídeos

Empiezo por el cuello

Empiezo por el cuello, voy bajando hasta tus pechos. Y despacio por el vientre hago un estanque en tu ombligo. La mañana lentamente va moviendo los visillos. Entre tus piernas me quedo, con tus manos en mi pelo. Vas bajando hasta mi pecho.

Y así amanecer. Igual que ayer.

Envuelto en tu aliento al respirar. Quitarte el sudor, beberme la sal. Hacerme en tu boca una ciudad. No salir de ella nunca más.

Me gusta tanto hacerte el amor al despertar. Saber que vienes de los sitios a los que has ido a soñar. Me alegra tanto cuando al fin consigo hacerte sonreír. Saber que el resto del día estaré oliendo a ti.

Y así amanecer. Igual que ayer.

Envuelto en tu aliento al respirar. Quitarte el sudor, beberme la sal. Hacerme en tu boca una ciudad. No salir de ella nunca más.

Me gusta tanto hacerte el amor al despertar. Saber que vienes de los sitios a los que has ido a soñar. Me alegra tanto cuando al fin consigo hacerte sonreír. Saber que el resto del día estarás oliendo a mí.

Tu cuerpo desnudo

Frankie Lane cantaba Jezebel. Me puse una cruz de hierro en mi solapa y caminé hacia la rubia más alta. Le dije, “aún no me conoces, pero pronto lo harás. ¿Me dejarás ver tu cuerpo desnudo?”.

Baila conmigo hasta la parte oscura del gimnasio. Sé que estás hambrienta, puedo escucharlo en tu voz. Y hay muchas partes de mí para tocar, puedes elegir. Ah, pero ella dijo “no, no puedes ver mi cuerpo desnudo”.

Así que seguimos bailando mientras la banda toca Stardust. Los globos flotan a nuestro alrededor. Ella me dice: “tienes un minuto para enamorarte”. En un momento tan solemne como este pongo toda mi confianza y esperanzas en ver su cuerpo desnudo.

Que os follen

 

Con una pasión
desmesurada
de ley
pero injusta

Con el mango
de la hoz o el martillo

Con una rosa
de púas como escarpias

Que os metan
una gaviota
con las alas abiertas por el culo

Que os follen,
que sintáis lo que
a nosotros nos duelen
las violaciones repetidas
de las leyes inventadas e impuestas por el poder democrático
de vuestros símbolos

Alegrías de YouTube (III) – Louis Armstrong – Live 59′

louis armstrongCon Louis Armstrong sobran las palabras. Lo más apropiado es callarse y escuchar. El arrodillarse ante su figura nunca estará fuera de lugar. No es este directo grabado en marzo de 1959 en Antwerp, Bélgica, el único que encontramos en la red: hay material de sobra -vídeos individuales o actuaciones completas- donde podemos verlo y escucharlo para procurarnos algunos gramos de felicidad.

Armstrong aterrizaba en una Europa que había sucumbido a su música algunos años atrás. En el escenario le acompañaban los All Stars, formados en 1947 y de los que conviene hacer repaso: Michael “Peanuts” Hucko (clarinete), Trummy Young (trombón), Billy Kyle (piano), Mort Herbert (bajo) y Danny Barcelona a la batería. Velma Middleton prestaba su voz en St. Louis Blues y Ko Ko Mo, que llegaban en la recta final de un concierto colmado de sus temas más representativos hasta la fecha (Basin Street Blues, Mack the Knife, St. Louis Blues, When the saints go marching in o La vie en rose son alguno de ellos).

“Para esto ya se ha desencadenado el apocalipsis, porque Louis no hace más que levantar su espada de oro, y la primera frase de When it’s sleepy time down South cae sobre la gente como una caricia de leopardo. De la trompeta de Louis la música sale como las cintas habladas de las bocas de los santos primitivos, en el aire se dibuja su caliente escritura amarilla, y detrás de esa primera señal se desencadena Muskat Ramble y nosotros en las plateas nos agarramos todo lo que tenemos agarrable, y además lo de los vecinos, con lo cual la sala parece una vasta sociedad de pulpos enloquecidos y en el medio está Louis con los ojos en blanco detrás de su trompeta, con su pañuelo flotando en una continua despedida de algo que no se sabe lo que es, como si Louis necesitara decirle todo el tiempo adiós a esa música que crea y que se deshace en el instante, como si supiera el precio terrible de esa maravillosa libertad que es la suya”. 

Son palabras de un Julio Cortázar extasiado ante la actuación que Armstrong, enormísimo cronopio, ofreció en París el 9 de noviembre de 1952. Les aconsejo lean -y escuchen de sus propias palabras- el texto al completo, que pueden encontrar en ese divertido collage llamado La vuelta al día en 80 mundos o a través de una rápida búsqueda en Google.

Alegrías de YouTube (II) – Primal Scream live at Astoria 2000

primal_scream

Primal Scream

Si uno se pone a repasar textos sobre la discografía de Primal Scream, es rápido y sencillo llegar a la conclusión de que su disco más importante y amado es Screamadelica (1991), preciso artefacto para acompañar noches de psicodélico insomnio. Nosotros preferimos el agresivo XTRMNTR (2000) y su apabullante mezcla de rock, punk y electrónica -entre otros ingredientes- con la que dieron la bienvenida a un nuevo milenio. El futuro había llegado y ellos, sobre el escenario y siempre con Bobby Gillespie al frente, parecían celebrarlo.

Semanas antes de la publicación de XTRMNTR se presentaban en el Astoria londinense para ir calentando motores y lanzar algunas de sus granadas al público. Swastika eyes, Shoot speed/kill light o la maníaca Accelerator ya conseguían noquear. Tras hora y poco de concierto terminan aquí con la infalible Movin´ on up y una versión del Kick out the jams de MC5, la reivindicable banda de Detroit liderada por Rob Tyner que tanto alboroto armó a finales de los sesenta. Treinta años después, Primal Scream mantenían viva la llama de todo aquello a base de cañonazos. Pasen y vean. Bienvenidos al siglo XXI.

Alegrías de YouTube (I) – Homenaje a Gene Clark

gene_clark

Gene Clark

Gene Clark fundó junto a Roger McGuinn los Byrds en 1964. Con ellos compondría temas como Set you free this time, Eight miles high o I´ll feel a whole lot better, entre muchos otros, todas ellas piezas ya clásicas del mejor repertorio de la banda. Dos años más tarde abandonaría el grupo por desavenencias con los managers. Su miedo a volar tampoco ayudó. Posteriormente inició una notable carrera en solitario que le llevó a grabar varios discos, entre ellos los siempre admirables White light (1971) y un No other (1974) que en 2014 cumplía cuarenta años.

Uno de los homenajes llegó en forma de grupo, The Gene Clark No Other Band, compuesta por una amplia nómina de reconocidos músicos: Victoria Legrand y Alex Scally (Beach House), Robin Pecknold (Fleet Foxes), Daniel Rossen (Grizzly Bear), Hamilton Leithauser (The Walkmen), Iain Matthews (Plainsong/Fairport Convention) y Jenn Wasner (Wye Oak). También participaron miembros de Lower Dens, Cass McCombs, Celebration y Mt. Royal.

Juntos se embarcaron en una pequeña gira por la costa este de los Estados Unidos para interpretar las canciones del álbum. El concierto celebrado en el Music Hall de Williamsburg (Brooklyn) fue registrado por las cámaras de Pitchfork, siempre sobresalientes a la hora de realizar proyectos de este tipo -complicado olvidarse del Forever still de Beach House-. El resultado son cincuenta minutos encantadores y apto para todo tipo de públicos. No es necesario siquiera haber escuchado el disco original. De hecho, puede que de esa forma la novedad y la sorpresa, como ocurre en muchas ocasiones, incremente el placer. En cualquier caso, el disfrute está garantizado.

La canción de Katy

Alguna escapatoria
una puerta que abra este sendero
parece el más oscuro
pero supongo que es el más rápido
aunque sé que allí en el claro
me mostrarás tu sonrisa dolida de muchacha
mientras ondeas la mano

¿Cómo voy a seguir a mi corazón
cuando no siento lo que hay dentro?
Creía que te pasarías por aquí
pero por alguna razón no lo hiciste
unos cristales en la acera, bajo mi zapato
a eso se reduce mi vida sin ti

Un sueño final, sin palabras
desde mi cortante boca hasta tu oído
ni tensos pellizcos con los dedos
en ese rostro amargo que no puedo curar
Sé que mañana te encontrarás
en algún lugar de Londres
viviendo con alguien
allí tienes una especie de familia a la que volver
y eso es más de lo que nunca podré darte

Una oportunidad para la calma
esperanza de libertad
la salida del reino frío y solitario que me pertenece
junto al bosque de nuestra primavera
de la que te marchaste
dejando una parte de mí sangrante, vacía y molesta
mientras miro el agua en silencio
arrinconado, aturdido y viniéndome abajo
sin ti, ¿a qué se reduce mi vida?

40 canciones de 2014

aaf5gX1419798478

 

Allah-Las – 501-415

Ángel Stanich – Metralleta Joe

Avi Buffalo – Memories of you

Broken Bells – After the disco

Caribou – Can´t do without you

Chris Robinson Brotherhood – Badlands here we come

Cloud Nothings – I´m not part of me

Damon Albarn – Selfish giant

Eels – Mistakes of my youth

Foxygen – How can you really

Future Islands – Seasons

Grises – Animal

Grupo De Expertos Solynieve – Fandango de la libertad

Interpol – All the rage back home

Jero Romero – Fue hoy

La Habitación Roja – De cine

Mac Demarco – Salad days

Mucho – Grupo revelación

Nacho Vegas – Rapaza de San Antolín

Neneh Cherry & Robyn – Out of the black

Neuman – Turn it

Novedades Carminha – Juventud infinita

Ornamento y Delito – Carnaval armado

Panda Bear – Mr. Noah

Pantones – Ya no puedo esperar

Real Estate – Talking backwards

Robert Plant – Rainbow

Russian Red – Casper

Sidonie – Sierra y Canadá

Sílvia Pérez Cruz & Raúl Fernández Miró – Pequeño vals vienés

Sr. Chinarro – Famélicos famosos

St. Vincent – Birth in reverse

Temples – Mesmerise

The Fakeband – Top of the world

The War On Drugs – Red eyes

Tremenda Trementina – Sangre pop

Vetusta Morla – Golpe maestro 

Viento Smith – En aquel tren

We Are Catchers – Tap tap tap

Woods – Full moon

 

+ Escucha todas las canciones en la lista de reproducción de Deezer

 

 

Beach House – Forever still

El portal Pitchfork ofreció a Beach House la posibilidad de realizar algún tipo de proyecto para complementar el lanzamiento de Bloom (Sub Pop, 2012), último y espléndido disco de la banda formada en 2004 por Victoria Legrand (voces, teclado) y Alex Scally (guitarra, coros). “Decidimos que participaríamos sólo en actividades promocionales en las que pudiésemos mantener el control artístico. Sentimos que necesitábamos distanciarnos del contenido popular que abunda en internet, ese que premia a la cantidad sobre la calidad”. Con la idea del Live at Pompeii de Pink Floyd en la cabeza, el grupo se desplazó a varias localizaciones de El Paso y Tornillo, en el desierto de Texas, para grabar este Forever still. Durante tres noches registraron cuatro de los temas de Bloom –Wild, The hours, Wishes e Irene– con un resultado final que contempla el atardecer, la llegada nocturna y el posterior nacimiento de un nuevo día.

Todo en este concierto-documental desconcierta, principalmente por la majestuosidad de unas canciones ya de por sí brillantes, pero que apoyadas en una puesta en escena espectacular terminan por alcanzar su máximo punto de expresión. A una realización sobresaliente se unen unas interpretaciones igualmente destacables, con una Legrand que acapara gran parte del protagonismo gracias a su cálida y espectral voz, pero también a su pose, vestimentas y mirada. Roben treinta minutos de donde puedan, apaguen las luces y déjense llevar. Viajarán muy lejos.