[Serie] Crisis in six scenes

crisis_scenes_poster_allen-200x300En 2015 conocíamos la noticia: Woody Allen rodaría una comedia por entregas para Amazon. El encargo era prácticamente inédito para Allen, ya que sus escasos acercamientos a la televisión los encontramos en los primeros pasos de su carrera, cuando escribía para el cómico Sid Caesar dentro de una nómina que también incluía a Mel Brooks, Larry Gelbart o Carl Reiner. Allen, en una nota de prensa, se mostraba algo escéptico al respecto. En ella declaraba que no tenía ideas, que no sabía por dónde comenzar. Y aseguraba que Roy Price, vicepresidente de Amazon Studios, terminaría arrepintiéndose de haber confiado en él para el proyecto.

El pasado 30 de septiembre se estrenaba Crisis in six scenes, miniserie dividida en seis capítulos de apenas veinticinco minutos cada uno. Hay que situarse: estamos en los años sesenta y la guerra de Vietnam satura los noticiarios y las conversaciones. El propio Allen, que dirige todos los episodios, interpreta a Sidney J. Munzinger, escritor que vive en Nueva York junto a su mujer, la terapeuta Kay (Elaine May). La cómoda vida del matrimonio se desfigura cuando Lennie (Miley Cyrus), joven conocida de la pareja convertida ahora en terrorista de una organización anarquista, busca refugio entre ellos.

crisis_six_scenes_allen_cyrus

El primer capítulo, con el Volunteers de Jefferson Airplane atronando desde los créditos iniciales, invita a acomodarse en el sofá y engullir palomitas, pero a partir de la irrupción de Lennie en casa de los Munzinger las ideas comienzan a escasear y las sentencias ingeniosas ante las que habíamos sonreído —que las hay— tienden a desaparecer. Poco a poco nuestra atención se aleja de una trama extraordinariamente superficial e insistente en su propia mediocridad. Nuestras expectativas, inevitablemente infladas, se van al garete. Y finalmente nos preguntamos por qué, tras afirmar que se arrepintió desde el primer momento en que aceptó, Allen accedió a la propuesta de Price.

Crisis in six scenes no ha impedido que el director neoyorquino acuda a su cita anual en las salas de cine. Tras sus dos últimas entregas, Irrational man (2015) y la notable Café Society (2016), Allen rueda ya su próxima película, que contará con Kate Winslet, Jim Belushi o Justin Timberlake, aunque aún desconocemos su título, argumento y fecha de estreno. Pero parece ser que no arroja buenos resultados entre los espectadores una obra prolífica, en constante movimiento, especialmente si con anterioridad se ha alcanzado la excelencia. Ocurre igualmente con la música y la literatura. Y no solo afecta a la percepción de crítica y público, ya que también se ceba, tarde o temprano, con el creador: no se puede ser sublime de forma incesante. La carrera de Woody Allen siempre ha contado con altibajos, y con Crisis in six scenes volvemos a la zona inferior de su extensa producción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s