The Sunday Drivers – The end of maiden trip

the_sunday_drivers_the_end_of_maiden_tripEl final de los Sunday Drivers comenzó a tomar forma tras la gira de presentación de Little heart attacks (Naïve, 2005), un segundo trabajo que les dio a conocer no sólo en la mayoría de escenarios indies de nuestro país, sino también fuera de nuestras fronteras (especialmente en Francia). Los problemas llegaron por algunas desavenencias con su discográfica y la salida del grupo del teclista Julián Maeso. Sin embargo, dos años después nos entregaban Tiny telephone (Mushroom Pillow/Naïve, 2007), un álbum producido por Brad Jones y grabado en San Francisco que volvía a regalarnos un buen surtido de grandes y delicados momentos; algo que consiguió, junto al apoyo de unos conciertos siempre recomendables, el aplauso, una vez más, de sus seguidores. Con la maquinaria de nuevo trabajando a pleno rendimiento, los toledanos se metían poco después en el estudio para registrar este The end of maiden trip (Mushroom Pillow, 2009).

En esta ocasión han contado con la ayuda a los mandos de José M. Rosillo, técnico de sonido de la banda durante cinco años. El estudio Red Led de Madrid fue el elegido para presenciar el nacimiento de unas canciones que, como han comentando ellos mismos recientemente en distintas entrevistas, son las mejores que han reunido The Sunday Drivers hasta la fecha. No hay cambios remarcables en su sonido, pero sí en la manera de estructurarlo y darle salida. Aunque piezas como My plan o So what son ciertamente algo novedoso, los cortes más certeros de The end of maiden trip los encontramos en unas melodías continuistas pero depuradas de forma exquisita gracias a la experiencia adquirida a lo largo de estos últimos años. El resultado es un chorreo, que diría Vicente Boluda, de temas verdaderamente ejemplares. ¿Para qué alargar algo como Everything reminds me of you, por ejemplo, o Passing you by? En apenas dos minutos llegan a condensar espléndidamente la esencia del ansiado elixir popero. Por primera vez, además, Jero cede el micro a Lyndon Parish, que llega a conmover seriamente con Hold on to love.

The Sunday Drivers continúan su escalada con paso firme, demostrando una coherencia y buen hacer envidiables. Es difícil encontrar dentro de nuestro país una trayectoria tan lúcida y llena de buenos momentos musicales como la de los toledanos. Esperemos que el título sólo haga referencia al cierre de una etapa ya que perderlos ahora sería una verdadera lástima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s