Pink Floyd – Time in London

La lista de bootlegs de un grupo como Pink Floyd es enorme. Simplemente hay que visitar páginas como The Pink Floyd RoIO Database para darse cuenta de la infinidad de curiosidades que podemos encontrar: demos, directos, videos de todo tipo y épocas, etc. El problema de estas grabaciones es la calidad. Muchas de ellas cuentan con un sonido malísimo y en muchos casos solo sirven para adornar un poco más la estantería del coleccionista del grupo de turno. Aunque bien es cierto que en la mayoría de los sitios (ya sean de descarga gratuita o de intercambio y venta de material inédito) suelen enumerar la calidad de la grabación y todo lo que podremos encontrar en él.

pinkfloyd2

Además, siempre hay bootlegs de esos que todo el mundo más o menos conoce. En el caso de Pink Floyd ocurre, entre otros, con las grabaciones de Zabriskie Point, la película que Michelangelo Antonioni iba a realizar tras Blow-Up (1966). Finalmente el proyecto no saldría adelante hasta 1970 y la música de Pink Floyd, escogidos para la banda sonora del film, no se editaría. Pero ahora se puede conseguir fácilmente gracias a internet y a muy buena calidad. Pero ya hablaré otro día de estas grabaciones ya que dan para mucho. Por ejemplo, es curioso ver como evolucionó Us and them, originalmente compuesta por Rick Wright para esta película y bajo el título de Riot scene. Pero, como digo, otro día me centraré en estas curiosas e interesantes sesiones.

pinkfloyd1El caso es que Time in London es uno de los mejores directos inéditos de Pink Floyd, al menos de los que yo he tenido oportunidad de escuchar. Grabado el 16 de noviembre de 1974 en el Empire Pool, Wembley (Londres), el concierto repasa por completo Dark side of the moon (1973). Tras el genial comienzo con Speak to me, manteniendo los famosos latidos e introduciendo frases de gente hablando, Breathe irrumpe de forma majestuosa, mostrando a unos Pink Floyd en estado de gracia, especialmente Gilmour: desde el comienzo su guitarra y voz ponen los pelos de punta. A ello ayuda la buena calidad sonido que acompaña a la grabación (si bien es cierto que muy de vez en cuando el volumen varía, pero puede pasar incluso desapercibido). On the run termina esta primera parte (siempre dividí el disco, mentalmente, en tres) con su soprendente ramalazos electrónicos gracias a la utilización del sintetizador VCS3 y las voces grabadas en cinta magnética.

Con el comienzo de Time es inevitable que no te recorra un escalofrío por la espalda. Fantástica introducción y genial, de nuevo, la voz y guitarra de Gilmour en uno de los temas que más me gusta del Dark side. Aquí también aparecen con fuerza las voces de Venetta Fields y Carlena Williams en los coros, que bordan The great gig in the sky con una interpretación simplemente espectacular y que consigue que no se eche en falta a Clare Torry, la voz de la grabación original. Mientras el piano de Wright se va desvaneciendo, comienza a sonar la máquina registradora de Money, con gran ovación por parte del público. No entiendo como hay gente a la que esta canción no le convence. Aquí aparece en una versión algo más violenta, llegando al climax en los últimos minutos en un crescendo espectacular. Dick Parry, al igual que en el disco, se encarga del saxo aquí y también en Us and them. Preciosa esta última.

pinkfloyd3Any colour you like se alarga aquí hasta casi los ocho minutos, con sus desarrollos de sintetizadores aderezados con guitarrazos de Gilmour. Para el final quedan Brain damage y Eclipse (juntas, como tienen que ir) con la voz de Roger Waters (“I’ll see you on the dark side of the moon”). La cosa no se queda ahí , sino que posteriormente interpretan Echoes, mi tema favorito de la banda. Veinticuatro minutos de puro éxtasis, desde ese comienzo totalmente espacial hasta el descenso final, pasando por el caos que supone ese cambio de ritmo hacia la mitad de la canción, con el bajo de Waters dominando la situación.

Y así termina Time in London, una joyita que todo buen aficionado a Pink Floyd tendría que escuchar y tener. Y es una pena que otros tres temas que tocaron ese día (Shine on you crazy diamond, Raving and drooling y You’ve got to be crazy, adelantando ya parte de lo que serían Wish you were here y Animals) no estén incluidos por la mala calidad que poseen. Si alguien lo quiere que lo diga y a ver que se puede hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s