Oasis – Heathen chemistry

oasis_heathenTras la decepción que supuso para muchos Standing on the shoulder of giants (2000), la banda de los hermanos Gallagher edita Heathen chemistry (2002). Un álbum que deja a un lado la experimentación y la oscuridad de su anterior trabajo para centrarse en los sonidos de sus dos primeros y más aclamados discos. Sin embargo la fórmula no funciona correctamente, y lo que encontramos son piezas que nos hacen añorar aquella gloriosa temporada de mediados de los noventa. Por otro lado, una de las grandes novedades es la aportación de temas por parte de todos los integrantes de la banda (exceptuando al batería Alan White).

The hindu times abre fuego de forma contundente. Una canción que gira de forma constante alrededor de un pegajoso riff y que Noel compuso, según sus propias declaraciones, para que alcanzara el número uno en las listas de ventas (algo que consiguió). Pese al esperanzador comienzo, tras Force of nature (que ya apareció en la película Love, honour & obey del 99) y Hung in a bad place (de Gem Archer) las vibraciones empeoran de forma considerable, al tratarse ambos de ese tipo de temas que se componen y graban con el piloto automático encendido.

Para Stop crying your heart out, el baladón del álbum, Oasis se apoyan en letras esperanzadoras y en unos efectivos arreglos de cuerda a cargo de Will Malone (que ha trabajado, entre otros, para gente como Massive Attack o Faithless), con un resultado más que notable y que la convierte en una de las preferidas desde las primeras escuchas. Lo mismo ocurre con Songbird, la primera de las tres composiciones de Liam. Un precioso tema practicamente acústico que deja en pañales a la caprichosa e infantil Little James(su primera aportación incluida en el Standing on the shoulder of giants). Dos escasos minutos donde muestra -una vez más- su intensa obsesión por Lennon, y la jugada le sale redonda.

A partir de aquí, la cuesta abajo es inevitable. Little by little, el highlight de Noel, no pasa de ser un medio tiempo previsible, típico y poco inspirado musicalmente, al igual que la instrascendente pieza instrumental que es A quick peep de Andy Bell. La luminosa(Probably) all in the mind cuenta con la colaboración de Johnny Marr en el solo de guitarra sin aportar nada sustancial, y She is love, acústica compuesta por Noel, no pasaría de ser una cara b aceptable hace solo unos años. Para el final quedan las otras dos aportaciones del menor de los Gallagher. Born on a different cloud insiste en su acercamiento a su beatle fetiche pero de forma más oscura y psicodélica que en anteriores ocasiones, con un resultado que no termina de cuajar. Better man, sin embargo, se basta de guitarras más stonianas y un par de versos chulescos para convencer sin artificios.

Heathen chemistry es un álbum que no sorprende prácticamente nada (Be here now y Standing on the shoulder of giants, a su modo, sí lo hacían) y que busca, tal vez, el no perder más seguidores, algo que ha venido ocurriendo con sus dos anteriores trabajos. Una vez vale, pero esperemos que no sea el disco a grabar en futuras ocasiones y de forma recurrente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s