Colin Blunstone – One year

colin1Un año, aproximadamente, hace ya que descubrí One year de Colin Blunstone, cantante de los Zombies. Tras la separación de éstos ante el fracaso comercial que supuso Odessey and oracle (1968), gracias en parte a la falta de apoyo por parte de su compañía, Rod Argent (teclista, compositor) y Chris White (bajista) formaron Argent. Blunstone, por su parte, comenzaría a trabajar para una compañía de seguros.

Sin embargo, la obra maestra de los Zombies se publicaría meses después en Estados Unidos gracias a Al Kooper, obteniendo un gran reconocimiento, sobre todo, el sencillo Time of the seasons, que llegó al número 3 de las listas de ventas. Este hecho animó a Colin, que dejó su trabajo y aceptó la oferta que Mike Hurst le hizo para que volviera a grabar She’s not there (éxito de su antiguo grupo) para Deram Records. El sencillo lo publicó finalmente bajo el pseudónimo de Neil MacArthur, con el que grabaría dos temás más en el 69. En junio de 1970, Colin comenzaría a grabar One year con la ayuda de sus antiguos compañeros Argent y White, finalizando la grabación en junio del año siguiente: de ahí el título del álbum.

El disco se abre con una de las canciones más aceleradas: She loves the way they love her podría pertenecer al repertorio más bailongo del Bowie de la época. Compuesta por Argent y White, la voz de Colin, una de mis preferidas de los sesenta por su personalidad y candidez, se ve apoyada por los Argent al completo. Decir que esta canción ya fue grabada por los Zombies y que se puede encontrar en esa caja imprescindible que es The Zombies Heaven. Volviendo al disco, lo cierto es que el comienzo con esta canción engaña algo, ya que lo que nos encontramos mayormente en One year son composiciones reposadas contruidas alrededor de maravillosos arreglos de cuerda a cargo de Chris Gunning, resultando el conjunto de una belleza desbordante. Misty roses, original de Tim Hardin, es un claro ejemplo de ello: la sección instrumental hacia la mitad del tema está más cerca de la música clásica que de una pieza pop. Smokey day y Her song (esta última de mis preferidas, por decir alguna) son las otras dos aportaciones de Argent y White, ambas con un resultado sobresaliente.

Carolina goodbye y Mary won’t you warm my bed (compuesta por Mike D’Abo) son los otros dos temas donde podemos apreciar más el sonido de una banda al completo. No hay que pasar por alto Though you are far away, con arpas revoloteando, ni Say you don’t mind, de Denny Laine, que se convertiría en el único éxito del álbum, llegando al puesto 15 de las listas británicas. Algunas ediciones incluyen en forma de bonus Tracks of my tears, un tema de Smokey Robinson, y en cuyo estribillo Colin luce su falsete, arropado por coros con reminiscencias gospel.

Vamos, que me parece un grandísimo disco. Probablemente sea de los que más he escuchado este año. Ni siquiera he querido ponerme con su continuación, Ennismore (1972), del que he leido que es más rock y que merece igualmente la pena. Ya veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s